Iván González

¿Y TÚ QUÉ PINTAS EN PINTO?
Hoy os presentamos a nuestro compañero Iván González García, educador en Arqueopinto.

ivan gonzalez garcia paleorama arqueopinto
– Iván, ¿Por qué estudiaste arqueología?
La arqueología es una pasión para mi desde la infancia. En un primer momento me sentí atraído por todo lo que era el pasado, incluido el mundo de la paleontología, pero poco a poco me fui decantando por la historia y por aquellos periodos en los que la arqueología es la clave, Prehistoria y Edad Antigua.
– ¿Qué periodo de la historia es el que te atrae más?
El paleolítico sin duda. Quizás por todo lo que nos queda por saber y por, a pesar de lo alejado en el tiempo, la cercanía y trascendencia, a nivel humano, de sus conclusiones.
– ¿Cómo ha sido tu formación y en que ámbitos has trabajado?
Después de estudiar la Licenciatura de historia en la Universidad Complutense de Madrid y formarme como arqueólogo, en el itinerario de prehistoria de la carrera y en excavaciones de investigación, comencé a ejercer profesionalmente en arqueología de gestión, prospectando y excavando antes y durante los trabajos de construcción civil y privada que suponían la afección del subsuelo y, por ello, del patrimonio arqueológico. En este momento la arqueología pasó a ser, además de mi pasión, una forma de ganarme la vida, por lo tanto, un sueño hecho realidad. Esto ocurrió ya hace más de diez años, un periodo en el que el trabajo ha sido intenso y variado, con momentos dulces y amargos, una época en la que he crecido profesionalmente y como persona.

ivan-gonzalez-garcia-paleorama
Ahora trabajas en Arqueopinto, un centro dedicado a la didáctica, ¿es algo nuevo para ti?
La verdad es que no, desde que comencé a trabajar en arqueología he compaginado el trabajo de gestión con la didáctica de la historia y la arqueología. Antes de trabajar en Arqueopinto trabajé en talleres infantiles sobre arqueología y he realizados varios cursos y seminarios para público adulto y familiar. También he trabajado como guía en museos y yacimientos arqueológicos.

ivan garcia talleres prehistoria arqueopinto
– ¿Por qué es importante para ti esta faceta didáctica?
He de confesar que es otra de mis pasiones. Además, me permite completar un ejercicio de la arqueología en el que el beneficiario inmediato de mi trabajo es la sociedad, y en especial, en Arqueopinto, el público infantil y juvenil. Nuestros jóvenes visitantes se merecen este espacio didáctico adaptado en el que el acercamiento a la historia está diseñado y mediado por profesionales. No debemos olvidar tampoco que en un futuro estos “jóvenes” serán los responsables de reclamar la protección del patrimonio a los políticos y gestores.
Por otra parte, mi experiencia me dice que la atracción y curiosidad hacia todo lo que lleve la palabra “arqueología” es algo humano que no entiende de edad, origen o formación, este interés es una oportunidad para trasmitir un discurso claro y sencillo que borre el oscurantismo que muchas veces ha rodeado este mundo.
En Arqueopinto tienes la oportunidad de conectar dos de tus pasiones, arqueología y didáctica. ¿Dónde está el secreto para que ambas vayan de la mano?
La clave se encuentra en el propio enunciado que me planteas, en la pasión. He de reconocer que el vuelco que en ocasiones te da el corazón cuando ves a los chavales atentos, conectados con lo que les cuentas, es muy emocionante y gratificante. Sin duda el secreto está en implicarse emocionalmente, apasionarse.

ivan gonzalez garcia difusion patrimonio arqueologico
– Después de tus diferentes experiencias profesionales y en tu situación actual, ¿qué es para ti hoy ser arqueólogo?
Hoy puedo decir que la arqueología sigue siendo mi pasión, una forma de ganarme la vida, un compromiso con la sociedad y, añadiendo un significado más, una forma de estar en el mundo que me permite seguir emocionándome.