El pasado mes de septiembre concluía el proceso de licitación para la gestión de Arqueopinto por espacio de once años a favor de la empresa Paleorama. La nueva fase de gestión terminará a finales del 2028.

En el año 2002 la empresa Paleorama SL aceptaba el reto de transformar el Parque Arqueológico Municipal de Pinto en un referente educativo para la Comunidad de Madrid. Quince años después se ha convertido en una referencia para centenares de colegios, miles de escolares y para multitud de profesionales del sector docente y educativo de la Comunidad.

Más aún, Arqueopinto ha superado las barreras del ámbito escolar y provincial a través de congresos nacionales e internacionales, forma parte de la Red Europea de Parques Arqueológicos (EXARC), es tratado en asignaturas de máster MBA sobre Patrimonio, y objeto de publicaciones especializadas por su modelo didáctico y de contenidos en el desarrollo de programas sostenibles en difusión de patrimonio arqueológico.

A día de hoy, Arqueopinto es el recurso cultural más visitado de la localidad. Con más de 50.000 visitas al año, (en contraste con las 456 de 2003), se sitúa por delante de la mayoría de parques arqueológicos del país (a excepción de los grandes conjuntos monumentales y espacios vinculados a museos, todos ellos con fuertes dotaciones presupuestarias),  y entre los 15 primeros de la red EXARC a nivel europeo.

Pero donde mejor compite Arqueopinto no es en el número de visitas, Arqueopinto compite sobre todo en calidad, rigor, profesionalidad, imaginación y creatividad. En Arqueopinto ¡marcamos pautas!

Desde Arqueopinto han surgido innovaciones que se utilizan actualmente en docenas de museos y centros de interpretación: teatros Kamishibai, cumpleaños prehistóricos (fuimos pioneros), fusión de contenidos científicos y psicomotricidad para acercar la prehistoria a grupos infantiles y personas con capacidades diferentes, aprovechar el flujo de público para desarrollar programas de responsabilidad social en colaboración con Cruz Roja y Cáritas, emisión de becas para alumnos con familias sin recursos (más de 2000 por año).

Muchas de sus actividades didácticas (talleres de pintura rupestre, flechas, telares, música prehistórica), se reproducen o han inspirado actividades en multitud de museos arqueológicos y empresas de gestión cultural.

Hemos conseguido después de muchos años que en el ámbito académico Arqueopinto (y la dinamización del Patrimonio en general), sea considerado, no como un espacio exclusivamente escolar, sino como un recurso educativo y formativo para educar en lo cultural para el futuro, una disciplina arqueológica tan relevante como la propia investigación. Sin difusión del Patrimonio la investigación se limita a circular entre un restringido número de personas sin trascender a la sociedad.

Sin duda todos estos logros no hubieran sido posibles sin un equipo y sin el apoyo municipal, un apoyo que se ha traducido no sólo en partidas presupuestarias, también en confianza y en un amplio margen de libertad sin el que no hubiera sido posible todo lo que es hoy Arqueopinto.

Siempre hemos creído en el potencial de este espacio, hemos apostado por él y hemos evolucionado con él. Nos sentimos orgullosos al subrayar que Arqueopinto, es Paleorama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *