Dinamización sostenible del patrimonio

Os presentamos el artículo «Reflexiones sobre la rentabilidad y gestión sostenible de programas para la dinamización del patrimonio arqueológico» presentado por Manuel Luque, arqueólogo y director de Paleorama SL, en la Bienal Internacional de AR&PA 2011. El artículo, lejos de presentar una aproximación teórica al problema de la gestión sostenible de los recursos patrimoniales, expone los resultados de casi 20 años de experiencia real gestionando diferentes programas desde su concepción y diseño, hasta su ejecución y posterior gestión. Esta condición (trabajar todas las fases de la cadena de valor) ofrece una perspectiva muy amplia y realista que tiene en cuenta numerosos aspectos que no siempre son tenidos en cuenta, y que casi siempre son los responsables de que determinados programas no funcionen. Y es que muchas veces, apenas hay conexión entre quién diseña el programa, el que lo evalúa, lo ejecuta y finalmente, el que lo gestiona y por algún extraño motivo que ignoramos, casi siempre nos olvidamos de lo más importante: a quién va dirigido y que esperamos conseguir.

El artículo, que podéis descargar en este enlace: «Gestión sostenible de programas de dinamización del Patrimonio arqueológico, Arqueopinto y Atapuerca«, toca algunos puntos trascendentales bajo nuestro punto de vista:

(1) Las condiciones del entorno […su estudio es necesario para adquirir una visión global y actualizada de los elementos, fenómenos y situaciones que afectan o podrían afectar…]

(2) Los costes de mantenimiento constituyen un capítulo de trascendencia vital hacia la autofinanciación… el aumento imprevisto de los costes de mantenimiento es directamente proporcional a la falta de planificación

(3) La coherencia operativa con la administración es una simbiosis crítica que exige planificación conjunta y que desaconseja las actuaciones por separado

(4) La imaginación (originalidad), la innovación (singularidad) y la formación (rigor y profesionalidad), son claves a la hora de articular la oferta. Su calidad no depende exclusivamente de la inversión en las infraestructuras… lamentablemente el mediocre triunfa en nuestro país..

(5) Otro de los factores lo constituyen las personas. En primer lugar las personas del equipo….. y en segundo lugar, las personas a las que dirigimos nuestros esfuerzos y sin las que todo esto carecería de sentido…, la población, el público.

(6) Se dice que “no hay viento favorable para quien no sabe a dónde va”. Antes de emprender acciones o de tomar decisiones, hay que tener un objetivo, una meta, y esta debe ser extremadamente clara. Sin grietas ni fisuras. ¿Qué es lo que persigo realmente?, ¿qué quiero que cambie?… El problema surge cuando se confunden acciones (cómo conseguir algo), con objetivos (qué quiero conseguir). Si construimos un centro de recepción para dinamizar una zona, el objetivo no es construir ese centro (una acción más entre otras), sino dinamizar la zona…

Un cambio en el modelo de gestión

Ya hemos comentado que cualquier programa de dinamización necesita años para consolidarse, necesita tiempo. Desde un punto de vista económico, y hasta que esa consolidación sea un hecho, nos enfrentamos a programas que presentan una irresistible tendencia al déficit, programas que las administraciones son incapaces de soportar… el modelo de financiación tradicional dependiente de la administración ha quedado obsoleto. Riesgo e iniciativa empresarial son las tendencias… estamos convencidos que el futuro está en manos de las pequeñas empresas…  bajo la tutela de la administración y a través de un programa de comunicación transparente para la sociedad.

No es posible la gestión de la cultura sin una cultura de empresa… un buen programa de gestión no se consigue desde la intuición. Se impone una gestión profesional y responsable integrada plenamente en los avatares del mundo empresarial y de carácter multidisciplinar (el paralelo lo tenemos en los equipos de investigación arqueológica consolidados, donde podemos encontrar tafónomos, especialistas en datación, lítica, hervíboros..)

La cultura de lo cultural. Cuestión de educación. 

Los niños que inician este año la educación infantil serán dentro de 25 años los futuros visitantes de los museos, yacimientos y monumentos relacionados con el patrimonio arqueológico en los que las administraciones invierten actualmente grandes cantidades de dinero. Si nos preguntamos cual será en el futuro su actitud hacia ese legado que construimos hoy, probablemente no tengamos clara la respuesta, y sin embargo deberíamos tenerla, ya que les estamos educando para ello. Una población educada en la cultura constituye sin lugar a dudas la mayor aliada del Patrimonio, su mejor inversión.